Esto cambiará sustancialmente las revisiones habituales. Hasta ahora, pasar la ITV consistía en comprobar el estado de los frenos, las luces, los neumáticos, los gases y poco más. Sin embargo, a partir del próximo mayo se pondrá el foco en las emisiones de gases y en el sistema de seguridad del vehículo. Se equipará a los centros con nuevas herramientas y se exigirá mayor cualificación a los trabajadores. La razón de esto es medir con mayor exhaustividad la emisión de gases contaminantes y el sistema de seguridad del vehículo. Se conectará una máquina al ordenador del coche para obtener mejores datos del estado del automóvil.

 

 

Los grandes cambios

-Obligarán por primera vez a las estaciones a disponer de herramientas de lectura de diagnóstico que se conectan con los ordenadores de a bordo de los vehículos.

-Habrá libre elección de estación ITV cuando el resultado sea desfavorable o negativo. Hasta ahora, era obligatorio presentarse a la nueva inspección en la misma estación con un plazo máximo de un mes. Si bien esta fecha se mantiene, ofrece la posibilidad de repetir la inspección en una estación diferente a la que otorgó un diagnóstico negativo.

-En cuanto al sistema por el que se establece la fecha obligatoria para la próxima revisión, establece que no se modificará la fecha prevista para la siguiente si el vehículo pasa la inspección por adelantado, siempre que este adelanto no supere un mes.

- Además, fijará la obligatoriedad de acreditación de las ITV como entidad de inspección atendiendo a la norma internacional UNE EN/ISO 17020, y actualizará los requisitos de calificación del personal e incorporará la formación a distancia. Para los inspectores, se exige por primera vez, como nivel mínimo, la titulación de Técnico Superior de Automoción.

-Favorecerá el intercambio de información electrónica entre estaciones y Administración Pública con el objetivo de fomentar la mejor supervisión de las actuaciones de la inspección.

-Un posible incremento del precio, dependiendo de la Comunidad Autónoma.

-Se podrá pasar un mes antes del vencimiento.

-Los coches del alquiler serán más seguros.

-Mayor medición de las emisiones.

-Nuevo sistema para evitar trucaje del kilometraje.

-Se podrá cambiar de estación si no se supera la inspección.

-Facilidades para la compra de vehículos de importación.

-Existirán las categorías M, N y O (transporte de personas, mercancías y remolques), de dos ruedas, de tres, y quads, así como agrícolas, de obras y servicios y trenes turísticos.

Igualar con Europa

La modificación de este decreto es una decisión de la Unión Europea. Cada país que forme parte de la Unión deberá adaptar el sistema de revisión de sus vehículos para crear un modelo único. De esta manera, se contará como válida la Inspección Técnica del Vehículo aprobada en cualquiera de los países de la Unión Europea. Es decir, si un coche español pasa la ITV en Portugal es válido en España, en Francia y en el resto de estados.

Esta nueva normativa se ha aprobado dentro de la estrategia global europea cuya aspiración es reducir a cero el número de víctimas mortales en la carretera para el año 2050. Por ello, la nueva ITV pondrá el foco en los sistemas de seguridad.

Más inversión 

Los centros necesitarán dotarse de la maquinaria apropiada -tendrán un año de plazo desde el próximo 20 de mayo- y los trabajadores tendrán que recibir más formación para poder manejar las nuevas herramientas. Por otra parte, todo apunta a que es posible que aumente la tasa. La razón es que el tiempo de cada inspección será mayor -de media se tardan entre 20 y 30 minutos actualmente-, por cada centro pasarán menos coches al día, pero también necesitarán amortizar la inversión en nueva maquinaria.

La parte más positiva de este cambio es que habrá mayor flexibilidad. Se podrá adelantar un mes la fecha de la inspección y el conductor podrá ir a otro centro ITV si no pasa el primer examen. Hasta ahora, no era posible ir antes de la fecha de la revisión y tampoco cabía la posibilidad de ir a otro centro si en el primero no se había superado la inspección.