Las empresas que producen baterías para automóviles de manera legítima experimentan pérdidas anuales de hasta 180 millones de euros anuales, lo que supone un 1,8% de las ventas del sector. Euipo señala que el sector del motor no es el único afectado, viéndose dañado también por las baterías falsas el sector de la telefonía móvil.
Por su parte, la falsificación de neumáticos se presenta en una situación mucho más grave. En la Unión Europea cada año pierden las empresas legítimas hasta a 2.200 millones de euros, lo que supone el 7,5% del total de las ventas en el sector.

 

Esto no sólo afecta negativamente a la seguridad vial de todos. También repercute, por ejemplo, en la creación de puestos de trabajo. Tal y como señala el estudio, los fabricantes legítimos emplean a menos trabajadores de los que necesitarían en el caso de no existir falsificaciones, cuantificando que se pierden hasta 8.400 puestos de trabajo.

Por supuesto, es Estado también se ve afectado, ya que percibe menos ingresos públicos debido a la falsificación. Éstos se reducen en unos 340 millones de euros.

El director ejecutivo de la Euipo, António Campinos, ha declarado: "Esperamos que los resultados de este informe, que examina dos sectores económicos importantes de la UE, ayuden a las autoridades a estudiar formas de luchar contra la falsificación".

La situación en nuestro país en comparación con sus vecinos

Por desgracia, España es número uno en pérdidas debidas a la falsificación de neumáticos y baterías para automoción. Estamos a la cabeza con: 32 millones de pérdidas debidas a baterías falsificadas y 445 millones derivados de la falsificación de neumáticos. Esto quiere decir que las empresas legítimas dejan de percibir el 4,6% y el 17,6%, respectivamente.

¿Y qué países se encuentran después de nosotros, que tenemos el dudoso honor de ostentar el primer puesto del ranking? Pues en cuanto a neumáticos, nuestros vecinos los franceses con pérdidas de 261 millones, es decir, un 4,2%. Después se encuentran Italia con 256 millones (5,9%), Reino Unido con 201 millones (5,5%) y la República Checa, con 106 millones (7,3%).

En el mercado de las baterías para automoción, Alemania sufre pérdidas por un valor de 31 millones de euros, lo que supone un 1,1%. Detrás vuelve a encontrarse Francia, con 27 millones que suponen un 2%. Por detrás están Italia, con 18 millones (1,5%); Reino Unido, con 13 millones (1,4%) y Suecia, con 10 millones (1,8%).

 ¿Qué tipos de productos se piratean más?

Grosso modo, podría decirse que se piratean todo tipo de productos. Si hablamos de baterías, nos encontramos el problema en todos los tipos que contempla el estudio: células y baterías primarias, baterías de ácido de plomo, de níquel cadmio (NiCad), de níquel-metal hidruro (NiMH), de litio, las pilas secas y las húmedas.

En lo que respecta a los neumáticos, la mayoría de los que se han analizado pertenecen a coches y motocicletas, aunque también hay piratería en otros tipos, como aquellos neumáticos dirigidos a equipos, mobiliario y otros usos especiales. Además, también se piratean cámaras de aire, bandas de rodadura, protectores para neumáticos (flaps) e incluso servicios como la reconstrucción y el recauchutado.

No confíes en soluciones baratas a la hora de comprar neumáticos

Un error muy común a la hora de comprar neumáticos nuevos es mirar únicamente el precio de venta. Por supuesto, es un factor importante, ya que nuestro presupuesto limita nuestras opciones… pero hay que tener presente que en el coste total del neumático intervienen otros muchos factores: el consumo de carburante y la vida útil. Además, los neumáticos de segunda mano o neumáticos falsificados son extremadamente peligrosos y en ningún caso deben adquirirse, dado que suponen un grave riesgo para la seguridad.

Dado que según los estudios los españoles cambiamos de neumáticos por necesidad (es decir, cuando están demasiado desgastados y ya no pueden seguir rodando), es muy importante tener en cuenta la durabilidad. Distintos tipos y marcas de neumáticos son muy distintos entre sí, y el desgaste que sufran dependerá en gran medida de la composición de la goma. Por ello MICHELIN, marca número uno en duración, te ofrece las mejores prestaciones y la mayor durabilidad del mercado. ¡Unas ruedas MICHELIN pueden durar hasta 45.000 kilómetros, más de lo que sería dar una vuelta a la Tierra!

MICHELIN además trabaja para reducir la resistencia a la rodadura, lo que hace que el consumo de carburante se reduzca, ayudándonos a ahorrar dinero y a reducir nuestra huella ecológica.

Visita Neumáticos Victor para comprar neumáticos de la mejor calidad y al mejor precio.