A primera vista un neumático es negro y redondo, pero es mucho más que eso.

El neumático MICHELIN es un producto complejo y de alta tecnología, formado por varios componentes que utilizan una amplia variedad de materias primas. Es un componente de tu vehículo fundamental para tu seguridad.

La composición de la goma varía en un mismo neumático. Cada material tiene propiedades muy diferentes cuya confección exige una gran precisión. Cada componente se diseña meticulosamente para conseguir la flexibilidad, la resistencia, el agarre, etc. También se utilizan gran cantidad de cables metálicos y sintéticos.

 

¿Cómo es la estructura de un neumático?

Un neumático se compone de muchos elementos y compuestos:

1. Revestimiento de goma interior

Es una capa de caucho sintético estanca al aire. Esta capa se encuentra en el interior del neumático y hace la función de cámara de aire.

2. La carcasa

La carcasa es una estructura flexible formada por hilos (textiles o de acero) embutidos en goma, que forman arcos rectos y se enrollan en el aro del talón del neumático. Sobre la carcasa se colocan el resto de lonas y capas de goma que conforman el neumático.
Sus funciones son:

  • Soportar la carga y la velocidad con ayuda de la presión.
  • Participar en la estabilidad y el confort.
  • Participar en el rendimiento y eficiencia energética de la cubierta.

En una carcasa de neumático de coche, existen unos 1400 cables, cada uno de ellos puede resistir una fuerza de 15 kg.

3. Zona baja

Tiene el papel de transmitir el par motor (potencia del vehículo) en la aceleración y en la frenada de la llanta hacia la zona de contacto con el suelo.

4. Aro de talón

Es la parte de la cubierta que se fija y ajusta a la llanta. Está formado por un cable de acero inextensible, de 

¿Cómo es la estructura de un neumático?

Un neumático se compone de muchos elementos y compuestos:

1. Revestimiento de goma interior

Es una capa de caucho sintético estanca al aire. Esta capa se encuentra en el interior del neumático y hace la función de cámara de aire.

2. La carcasa

La carcasa es una estructura flexible formada por hilos (textiles o de acero) embutidos en goma, que forman arcos rectos y se enrollan en el aro del talón del neumático. Sobre la carcasa se colocan el resto de lonas y capas de goma que conforman el neumático.
Sus funciones son:

  • Soportar la carga y la velocidad con ayuda de la presión.
  • Participar en la estabilidad y el confort.
  • Participar en el rendimiento y eficiencia energética de la cubierta.

En una carcasa de neumático de coche, existen unos 1400 cables, cada uno de ellos puede resistir una fuerza de 15 kg.

3. Zona baja

Tiene el papel de transmitir el par motor (potencia del vehículo) en la aceleración y en la frenada de la llanta hacia la zona de contacto con el suelo.

4. Aro de talón

Es la parte de la cubierta que se fija y ajusta a la llanta. Está formado por un cable de acero inextensible, de forma y proporción variable según la dimensión y tipo de neumático.
En él se enrolla la lona carcasa.
Sus funciones son:

  • Fijar el neumático a la llanta.
  • Realizar la estanqueidad del neumático.
  • Transmitir el par motor (la potencia del motor del vehículo) en los esfuerzos de aceleración y frenada.

Un aro puede soportar hasta 1800 kg sin riesgo de rotura.

5. Flanco

El flanco es la zona comprendida entre la banda de rodadura y los talones de la cubierta. El flanco representa la altura de la cubierta. Sus funciones son:

  • Soportar la carga
  • Soportar las constantes flexiones mecánicas
  • Resistencia a los roces y a las agresiones
  • Participar en la estabilidad y en el confort

6 y 7. Lonas de cima

Están constituidas por cables metálicos revestidos de goma. Se posicionan sobre la carcasa formando un cinturón que garantiza la resistencia mecánica del neumático a la velocidad y a la fuerza centrífuga.
La lonas que forman el cinturón se cruzan oblicuamente y se pegan una encima de la otra. El cruce de sus hilos con los de la carcasa forma triángulos indeformables, que garantizan la rigidez de la cima.
Estas capas, que rodean toda la cima del neumático formando un cinturón, desempeñan un papel muy complejo:

  • tienen que ser lo bastante rígidas en el sentido circunferencial del neumático para no extenderse bajo el efecto del centrifugado y para controlar perfectamente el diámetro del neumático, independientemente de las condiciones de uso.
  • también tienen que ser rígidas en sentido transversal para resistir a los esfuerzos de deriva. Pero también tienen que ser muy flexibles en sentido vertical para "beberse el obstáculo".

 

8. Banda de rodadura

La banda de rodadura es la parte del neumático que está en conctacto con el suelo y está formada por una capa de goma en la que se realizan una serie de ranuras que dan origen al dibujo o escultura.

Sus funciones son:

  • Proporcionar la adherencia (agarre, grip) en suelo seco y mojado.
  • Duración y resistencia al desgaste y a las agresiones.
  • Participar en la baja resistencia a la rodadura.
  • Particpar en el confort acústico (sonoridad en el rodaje).
  • Participar en la direccionabilidad y manejabilidad del vehículo.
  • Estética, que es importante para muchos usuarios.

En la zona de contacto con el suelo, la banda de rodamiento sufre y soporta esfuerzos muy importantes. 

 

El Grupo MICHELIN se ha propuesto desafiar los cambios metereológicos con el lanzamiento de MICHELIN CrossClimate. Se trata de un neumático que proporciona unos niveles de seguridad adecuados a lo largo de todo el año, gracias a la combinación de tecnologías para neumáticos de verano y de invierno.

 

MICHELIN CrossClimate es el único neumático que aúna las ventajas de los neumáticos de verano y de invierno. Así, es capaz de frenar en distancias cortas en seco, obtiene la máxima clasificación de "A" en frenado en mojado en la etiqueta europea y, además, está homologado para el uso en invierno, identificado por la certificación 3PMSF (3 Peaks Mountain Snow Flake, pictograma de una montaña de 3 picos con un copo de nieve, situado en el flanco del neumático), incluyendo países donde es obligatorio por ley equipar neumáticos de invierno. Suma también a sus prestaciones las que son distintivas de los neumáticos MICHELIN: duración, eficiencia energética y placer de conducción.

 

La fecha en la que los automovilistas europeos podrán comprar este neumático de verano homologado para usar en invierno será mayo de 2015.

Es difícil encontrar a una persona que no sepa qué es el muñeco de Michelin. Lo hemos visto cientos de veces en revistas, carteles publicitarios, en forma de hombre anuncio disfrazado e incluso nos ha servido para referirnos en castellano a los pliegues de gordura que se forman en algunas parte del cuerpo -michelín-. Esta es la historia que hay detrás del icono publicitario del siglo XX.

La historia de Bibendum comenzó en 1894, cuando los hermanos Edouard y André Michelin observaron durante la Exposición Universal y Colonial de Lyon -Francia- que la figura que formaba una pila de neumáticos se asemejaba mucho al perfil de un ser humano, aunque sin brazos. Cuatro años más tarde nació este famoso personaje gracias a la destreza del ilustrador Marius Rossillon, conocido popularmente como O`Galop, aunque sus primeros bocetos no convencieron a los hermanos Michelin.

En el primer cartel que dibujó Rossillon aparecía un muñeco que sostenía una enorme jarra de cerveza, como referencia a uno de los eslóganes con los que se identificaba a la marca: “Los neumáticos que se tragan los obstáculos”. Si bien, también hay quien dice que O`Galop creo esa primera imagen para una cervecería de Múnich y que más tarde fue adaptada como símbolo de Michelin, de ahí que sostuviera una jarra. En cualquier caso, fue André al que se le ocurrió usar una figura hecha con neumáticos.

 

Fue así como nació Bibendum, el muñeco de Michelin, una de las figuras comerciales más reconocibles del mundo y cuya presencia se extiende a más de 150 países. Lo cierto es que el primer cartel de la marca en el que aparecía este personaje no fue muy acertado, el muñeco se parecía más a una momia con sobrepeso -en la imagen superior-. Aparecía con una copa en la mano, lanzando un brindis con un eslogan en el que se podía leer “À votre santé. Le pneu Michelin boit l’obstacle” (A vuestra salud. Los neumáticos Michelin se beben los obstáculos).

Durante 15 años la marca utilizó este formato de poster, en el que aparecía una mesa sobre la que mostraban las diferentes novedades en sus neumáticos. Pero no sólo dibujó este personaje Marius Rossillon, los responsables de la firma también recurrieron a otros muchos artistas para que interpretaran, a su manera, la figura de Bibendum. Gracias a esa amplia variedad de diseños, el muñeco de Michelin se convirtió en un símbolo del mundo moderno.

Con el lanzamiento de la primera Guía Michelin en 1900, los dos hermanos se ganaron una enorme fama por su gran habilidad para promocionar la marca. El muñeco Bibendum apareció en la contraportada de la Guía en 1901 y desde entonces, no la ha dejado nunca. Sin embargo, uno de los aspectos que más caracteriza a este personaje publicitario es su capacidad para disfrazarse, para adaptarse a diferentes situaciones.

Por ejemplo, para hacer su presentación en Reino Unido en 1904, Bibendum fue vestido con una armadura, con lanza y escudo, para que ofreciera una imagen más seria y solemne. Para Italia, se transformó en una especie de diplomático con chaqué, pero el símbolo de Michelin también apareció como emperador romano, como Luis XIV…

Poco a poco se ha ido transformando y volviendose más actual y adaptandose a los nuevos tiempos, hasta llegar al Bibendum que conocemos hoy en día.

Una de las curiosidades más llamativas relacionadas con este icono publicitario es cómo surgió su denominación. Como en los primeros carteles la palabra ‘bibendum’ -en referencia al verso en latín de Horacio, Nunc est bibendum, algo así como ‘es tiempo de beber’- aparecía justo encima del muñeco, la gente pensó que ese era su nombre y empezó a llamarlo así. Sin embargo, el bautizo definitivo se atribuye a Charles Thery, un piloto de coches que durante una carrera recibió a uno de los fundadores de la marca con la frase “aquí viene Bibendum”.

¿Cuanto hace que no alineas las ruedas de tu vehículo?

Una mala alineación de las ruedas aumenta el desgaste y el deterioro de los neumáticos, además hay partes mecánicas de la dirección pueden verse afectadas. Debido al efecto de arrastre de los neumáticos provocado por una mala alineación, el vehículo consume más carburante. Una correcta alineación de las 4 ruedas te asegura un comportamiento óptimo y las mejores prestaciones de tu vehículo.

Si no estás seguro del estado de tu vehículo visítanos y lo verificamos